17 de marzo de 2014

Mujeres de hoy- Virginia, María José,Marina y Eva Lucía

Contestan estas preguntas:

 ¿Crees que has alterado alguna estructura familiar con tu estilo de vida? Has explorado campos que nos estaban vedados a las mujeres?

No creo haber alterado nada con mi estilo de vida.  

Fuí la primera mujer en postularme para un trabajo que hasta ese momento lo hacían varones en una fábrica donde trabajaba y lo logré. Virginia Pollero (63) Uruguay 

Creo que la transgresión está en mi ADN.  Solo sé vivir en esa tensión.  Porque así como es un sentimiento adolescente, transgredir para reubicarme en el lugar que yo elijo, hoy, a mis cincuenta y tres, la transgresión es una forma de resilencia, para defender simplemente valores.  La coherencia, entre las declamaciones y las acciones; la honestidad (hoy al honesto le dicen, “tu honestidad bruta!!!!”) el anticonsumismo, el respeto a la diversidad de pensamiento, etc. Etc., parecen transgresiones, y a mi entender son simples acciones deseables en una sociedad. En la misma línea de pensamiento está el tema de la moda, y sus terribles derivados!!!!!. Creo que la ideología, que nos atraviesa a todos (a cada uno la suya) está reflejada en absolutamente todo, la forma de vestir, de decorar mi casa, de elegir mis vacaciones, de relacionarme con el vecino, con mis conocidos, con mis compañeros de trabajo, mis amigos y mis no amigos también. María José Ortega Armas(48). Miramar,Argentina. 

Las estructuras familiares se transformaron y cómo: una parte de la familia está en Argentina, la otra en Italia, y el resto dando vueltas por el mundo. Por suerte existe internet que logra acortar las distancias.
No me ha tocado la experiencia de sentir que se me vedara alguna actividad que me propuse, aunque vivo en un país decididamente machista. Creo que mi mayor logro es haber logrado adaptarme a una lengua y cultura diferentes, y a la vez haber logrado estrechar relaciones con gente que no es de mi país. Marina Viviana Longhi (37) Ostra,Ancona,Italia

Siempre fuí bastante transgresora en cuestión de pensamiento y bastante libertaria. No influyen sobre mí las corrientes sociales ni lo políticamente correcto ni el “qué dirán” o el “eso no se hace porque queda mal”. Mis hijos dicen que su mamá es “extravagante”, porque siempre fui a mi bola, con mis propios razonamientos y mis propias convicciones. Soy una apasionada del conocimiento, así que estudio todo lo que me interesa hasta que lo domino. Eva Lucía Armas (casi 45)Rosario,Santa Fe, Argentina